post-thumb

Las normas sectoriales y su importancia para las empresas

, by

En la actualidad, los distintos ámbitos empresariales están cada vez más especializados; una realidad que da como resultado la creación de diversas normas sectoriales. Estas atienden, a su vez, a los sistemas de gestión generales, como resultado de la creciente necesidad de atender a los requerimientos de cada sector empresarial y a la exigencia del mercado en el que se desenvuelven.

Sistemas de gestión para implementar normas sectoriales

Toda actividad empresarial está sometida a una normativa de referencia, que debe ser implantada, preferiblemente, con el asesoramiento de expertos consultores ISO. Las razones son varias y van más allá de lo legal, como puede ocurrir si se pretende marcar una diferencia competitiva o atender a las exigencias reales de los clientes. A continuación se repasan algunos ejemplos de normativas destacadas.

Automoción IATF16949

La normativa sectorial de automoción IATF16949 se basa en el estándar ISO 9001 pero también se pueden integrar con los sistemas de gestión 45001 así como 14001. Se aplica implementando un sistema de gestión de calidad, que permita a la empresa mejorar en todas las fases del producto con el que trabaja y de un modo constante en cada una de ellas. Por tanto, esta norma debe estar presente en todo momento, desde que se diseña el mencionado producto, hasta su producción. Esto ayudará a prevenir errores y a reducir los desechos.

I+D+I UNE EN ISO 166002

La I+D+I UNE EN ISO 166002 es otra de las normas sectoriales más relevantes. Está orientada a crear herramientas de planificación empresarial en todo lo relacionado con las actividades de I+D+I. Por tanto, además de promover la innovación y el desarrollo tecnológico en cualquier sector, fomenta la creatividad empresarial. Esta norma marca una diferencia competitiva en el mercado desde el punto de vista del avance tecnológico, y, además, crea un gran valor añadido en el producto final que se verá reflejado en los resultados.

Alimentación UNE EN ISO 22000

El sector de la alimentación siempre ha tenido un peso muy relevante en la economía, en la medida en la que incide directamente sobre la salud pública y comunitaria. Así se pone de manifiesto en la UNE EN ISO 22000, una norma sectorial que implanta un sistema de gestión basado en la inocuidad y, por supuesto, en la seguridad alimentaria. Dicho sistema determina cuáles son los requisitos necesarios para aplicar una mejora continua a la calidad de los alimentos, y lo aplica a toda la empresa: desde la cadena alimentaria a los procesos de producción, pasando incluso por los proveedores o los servicios que directamente se ofrecen.

La consultoría ISO, una apuesta muy recomendable

Los consultores ISO ayudan a las empresas a implantar todo tipo de normativas, independientemente de cuál sea su ámbito de trabajo o el ámbito al que dicha organización se dedique. El papel de una consultoría ISO es implementar sistemas de gestión de calidad, que logren que una entidad se desenvuelva de un modo más competitivo y con una mayor eficacia.

Como resultado, la empresa obtendrá un incremento en sus resultados finales, así como en la satisfacción de sus clientes. ¿No es de lo más interesante? ¡Rellenando nuestro formulario de contacto será posible recibir mucha más información sobre normas sectoriales y su aplicación!

post-thumb

Manos a la obra

, by

Todo aquello que no se mide no se puede gestionar. Si quiere reducir los costes derivados del uso de la energía, si quiere reducir los Gases de Efecto Invernadero que producen sus actividades, lo primero que hay que hacer es calcular a cuánto ascienden, en cuanto se cifran, estas emisiones contaminantes.

Es decir, debemos calcular su Huella de Carbono. Ejecutaremos este cálculo según el procedimiento Greenhouse Gas Protocol Corporate Standard (GHG Protocol) desarrollado por World Resources Institute y World Business Council for Sustainable Development y reconocido por el Ministerio para la Transición Ecológica.

¿Qué es la huella de carbono, y cómo se calcula?

Es un indicador que mide el impacto sobre el calentamiento global. Este indicador ambiental es la suma absoluta de todas las emisiones de GEI (Gases Efecto Invernadero) causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto. La huella de Carbono se mide en toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), y se calcula multiplicando los datos de las actividades (cantidad) por factores de emisión. Para reducir el impacto de su empresa en el medioambiente es fundamental conocer su índice de huella de carbono.

¿Cómo podemos ayudarle en AEQ?

Identificaremos y cuantificaremos las fuentes de costes y de contaminación, analizaremos su uso y, a partir de ahí, estableceremos un plan de gestión de las mismas, en aras a eliminar y/o reducir la producción de Gases de Efecto Invernadero.

Obviamente, si así se desea, solicitaremos la correspondiente inscripción en el Ministerio de Transición Ecológica, con las evidentes ventajas que ello supone, formando parte de esquemas voluntarios de Registro de la Huella de Carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono.

Todo ello, sin duda, también contribuirá a mejorar su reputación corporativa y el posicionamiento de su empresa, obteniendo un reconocimiento externo por la realización de acciones voluntarias de reducción de emisiones.

En AEQ le ayudaremos a calcular su índice de huella de carbono, haremos las gestiones necesarias para registrar su huella de carbono en los registros oficiales del Estado y, además, le marcaremos unas pautas específicas para seguir reduciendo el impacto medioambiental de su empresa. De esta manera irá mejorando el índice de su huella de carbono con los correspondientes beneficios tanto para su empresa como para nuestro planeta.

post-thumb

La implantación de la ISO 14001 de Medio Ambiente

, by

Esta bastante extendido un concepto según el cual la implantación de un Sistema de Gestión Medio Ambiental, siguiendo los requerimientos contenidos en la norma ISO 14001 es un tema para empresas “contaminantes”.

Es decir, se asocia a empresas químicas o generadoras de residuos, a empresas que tienen fábricas o procesos industriales. De forma que todas las demás, como empresas de servicios o que no tienen procesos de transformación, quedan al margen del “tema” del Medio Ambiente.

Es indiscutible que existe un campo de trabajo más amplio en empresas químicas o grandes generadoras de residuos cuando implantamos un Sistema de Gestión Medio Ambiental, pero no es menos cierto que en toda clase de empresas hay margen de mejora. Todo suma, puede sumar menos, pero suma.

Como vemos día a día en los medios de comunicación la influencia de las actividades humanas en el medio ambiente está provocando un proceso de deterioro de nuestro entorno que, si no se pone remedio, va camino de ser irreversible. En ello, en ese remedio, todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, pequeña o grande. Pero la tenemos.

Si todos los que contaminamos poco tomáramos la decisión de no contaminar, la diferencia seria abismal. ¡Os invitamos a poner vuestro grano de arena!

En AEQ Consulting, como especialistas en implantación de normas ISO, ponemos toda nuestra experiencia en Gestión de Calidad Medio Ambiental a vuestra disposición.

Consulte nuestro servicio de ISO 14001

Si quiere saber cómo disminuir el impacto medio ambiental de su empresa, contacte con nosotros

post-thumb

Resultados tangibles: Nuevas normas ISO 9001 y ISO 14001

, by

Han pasado ya cuatro años desde que se publicaron las nuevas versiones de las normas ISO 9001 y ISO 14001en septiembre de 2015 y dos, aproximadamente, que en promedio tienen las empresas sus sistemas funcionando con estas nuevas versiones. Lo suficiente para ver el impacto de los cambios en las organizaciones.

Las impresiones que estamos recogiendo los consultores no pueden ser más favorables. Los cambios han incidido en la practicidad de los sistemas, en su utilidad y en el rendimiento del retorno de los esfuerzos requeridos para su puesta en marcha.

Efectivamente articular un sistema de gestión de la calidad, estableciendo como eje del mismo los puntos fuertes y débiles de la organización y las oportunidades y amenazas del entorno en que desarrolla sus actividades, sin por ello olvidar el control de las operaciones, la bondad del proceso de fabricación, la mejora continua y la satisfacción de los clientes, solo podía desembocar en una dinámica de progreso y mejora, en un aumento espectacular de competitividad y en un mayor prestigio y confianza en el mercado.

En AEQ somos una consultora que desde 1995 nos dedicamos a ayudar a las empresas en el diseño, elaboración e implantación de sistemas de gestión, orientando nuestra contribución a la simplificación, sistematización y optimización de los procesos, en areas de incrementar la eficacia y eficiencia de las organizaciones.

Si quiere aprovechar las ventajas de las nuevas normas ISO 9001 y ISO 14001, contacte con nosotros

post-thumb

Cambiar para mejorar

, by

Los tiempos cambian. Y lo hacen muy deprisa.
Nuestro mundo cabalga a lomos del conocimiento científico y de las tecnologías que se derivan de ese conocimiento, cambiándonos el mundo en el que vivimos, obligándonos a su vez a cambiar para adaptar nuestras formas de vivir y, por supuesto, de nuestras empresas, de trabajar. Es la ley de la evolución: adaptarse para ser competitivo en el nuevo entorno o desaparecer.

Sigue leyendo

post-thumb

¿Qué es la tecnología organizativa?

, by

Normalmente, se asocia el concepto de tecnología con objetos tangibles. Es decir, con “artefactos” bien evidentes y palpables, como robots, teléfonos inteligentes, ordenadores… Sin embargo, la tecnología abarca un espectro bastante más amplio. Por ejemplo, conocimientos científicos que suponen avances y cambios en la forma de hacer las cosas, como podría ser un nuevo medicamento que cambia el tratamiento de determinadas enfermedades. Eso también es tecnología.

Sigue leyendo

post-thumb

La fábrica como ventaja competitiva

, by

A pesar de que la actividad transformadora es la parte más importante en la generación de valor añadido, muchas organizaciones no le dan la importancia estratégica y operacional que en buena lógica le correspondería. Todo lo contrario del caso japonés, el cual se ha convertido en un ejemplo paradigmático de todos conocido.

Sigue leyendo