post-thumb

La normativa ISO 9001 es la base del sistema de gestión de la calidad en la empresa. Se trata de una norma de carácter internacional, cuya implementación supone una garantía de mejora en la calidad de los productos o servicios, a condición, claro está, que se vea acompañada de un correcto mantenimiento del mismo sistema.

El departamento de la calidad en una empresa

El área de calidad presta un apoyo técnico que induce mejoras en los servicios y/o productos que se suministran a los clientes. Lo hace a través del uso de las herramientas propias del sistema y de una adecuada planificación, que incluye también el proceso productivo. Los consultores ISO son los profesionales que mejor pueden ofrecer este servicio externalizado, pues no solo se encargan de implementar sistemas de gestión sino también de mantenerlos, ayudando a la empresa a alcanzar sus objetivos de forma continua.

Los sistemas de gestión de la calidad, basados en la normativa ISO 9001, gestionan los procedimientos empresariales y mejoran la calidad de lo que la corporación ofrece, puesto que puede aplicarse a cualquier sector de actividad. De este modo, se adquiere una mejora en la reputación de la empresa y de la marca, una mejora en la relación con los clientes, así como una rentabilidad mucho mayor.

¿En qué elementos se concentra esta normativa?

La normativa ISO de sistemas de gestión de la calidad se basa y toma en consideración un gran número de elementos. El primero de ellos es el de la gestión de riesgos, uno de los factores más importantes de cualquier empresa en la actualidad. A su vez, se concentra en la mejora continua, que hace que la corporación sea capaz de proveer productos y servicios que alcancen tanto las exigencias internas como externas de la organización, resultando en un alto nivel de satisfacción del cliente.

¿Por qué contar con una consultoría ISO?

Una consultoría ISO cuenta con una mayor especialización al ser un servicio externo que se dedica a la implementación de los sistemas de la calidad y a su mantenimiento. Ofrecen, además, auditorías internas y un asesoramiento completo, así como la resolución de todo tipo de necesidades.

1. Un alto compromiso de calidad

Cada vez más empresas implementan la normativa y la mayor parte de ellas optan por consultores ISO que tengan esta certificación. De este modo se mantienen los niveles adecuados en relación con la gestión de la calidad de todo el conjunto de procedimientos.

2. Organización y rentabilidad

Mejorar los procesos de la empresa y su gestión contribuye a un funcionamiento más adecuado, haciendo que se consigan los objetivos propuestos y, por tanto, se mejore la rentabilidad presente y futura.

3. Competitividad

La mencionada gestión de la calidad de los procedimientos empresariales aporta una posición en el mercado mucho más competitiva, puesto que el grado de control repercute positivamente en los resultados, en la motivación de los empleados y en la fidelización de clientes.

La implementación de la ISO 9001 con consultores certificados que contribuyen también a su mantenimiento ofrecerá rápidas mejoras y una gestión continua en la empresa, que ayudará a la consecución de todos sus objetivos. ¡Consulta nuestros servicios rellenando el formulario web!