Atención al cliente
900 732 018

Lunes a jueves: 8 - 15h.
Viernes: 8 - 14h.

Como mejorar la productividad de una empresa

15 de junio de 2022

Las empresas precisan contar con sistemas de gestión para aumentar su productividad, La competitividad es enorme y, en los mercados actuales, solo los mejores salen adelante. De hecho, no es suficiente improvisar y tener una voluntad positiva: profesionalizarse es inaplazable. ¿Cuál es el camino óptimo para conseguirlo?

La importancia de los sistemas de gestión

Un sistema de gestión es un conjunto de elementos interrelacionados o interactivos que permiten establecer políticas, metas, tácticas de acción y procedimientos para alcanzar la finalidad y los objetivos empresariales.

Se trata, en realidad, de una herramienta a disposición de las organizaciones y de sus gestores. Como ocurre con cualquier otro recurso, estos sistemas no son buenos ni malos en abstracto. Lo relevante es que sean útiles, valiosos y apropiados para cada caso. Deben personalizarse y aplicarse bien.

Es decir:

  1. Hay que elegir con acierto qué sistema se implementa.
  2. Es imprescindible aplicarlo de la manera adecuada.
  3. Resulta imprescindible supervisar su aplicación y adoptar las medidas correctivas necesarias.

En consecuencia, no es suficiente con disponer de la herramienta válida y decidir implementarla. Para aumentar la productividad y la rentabilidad, resulta esencial contar con profesionales cualificados capaces de gestionar su aplicación.

Las ventajas de normalizar la actividad empresarial de esta manera son numerosas y, a medio y largo plazo, rentables. Estas son las principales:

  • La organización mejora en calidad y seguridad.
  • La imagen y el posicionamiento de marca se optimizan.
  • Los resultados se pueden medir y comparar de una manera efectiva.

Certificación ISO: gestión normalizada por ámbitos de actividad

Las normas ISO son estándares internacionales que han demostrado su eficacia en diferentes ámbitos de actuación empresarial. Su función es ayudar a las organizaciones a homogeneizar la actividad y a disponer de sistemas de gestión validados por la experiencia. Obtener diferentes certificados ISO supone un impulso decidido hacia el buen hacer y la productividad. Porque la mejora global solo se consigue a partir de otras más específicas.

De hecho, hay una determinada certificación ISO para gran variedad de áreas. Especialmente las siguientes:

  • Calidad. UNE EN ISO 9001.
  • Medio Ambiente. UNE EN ISO 14001.
  • Seguridad Laboral. UNE EN ISO 45001.
  • Seguridad de la Información. UNE EN ISO 27001.
  • Seguridad Vial. UNE EN ISO 39001.
  • Normas sectoriales. ISO 22000 (Seguridad Alimentaria), ISO 13485 (Calidad en Productos sanitarios), ISO 50001 (Gestión de la Energía), ISO 20000-1 (Calidad de Servicios de Tecnologías de la Información), ISO 28000 (Seguridad para la Cadena de suministro), etc.
  • Sistemas de Gestión Antisoborno. UNE EN ISO 37001.
  • Continuidad del Negocio. UNE EN ISO 22301.
  • I+D+i. UNE ISO 166002.

Hacia una productividad multiplicada

El camino hacia la excelencia productiva va de la mano de la certificación ISO en las distintas áreas vinculadas a cada organización. Ahora bien, para implementar correctamente estos sistemas conviene asegurarse el asesoramiento cualificado idóneo.

En AEQ aportamos una eficiente labor de consultoría y apoyo para la implementación de sistemas de gestión. Este respaldo resulta un catalizador excelente para la productividad y la calidad empresariales. Rellena ahora este formulario y da un paso adelante en dirección al éxito competitivo.

Nuestro boletín

Suscríbase a nuestro boletín para mantenerse informado sobre la actualidad de la cultura de la calidad, los sistemas de gestión y nuestros servicios y actividades.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es un indicador que mide el impacto sobre el calentamiento global. Este indicador ambiental es la suma absoluta de todas las emisiones de GEI (Gases Efecto Invernadero) causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto.

La huella de carbono se mide en toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), y se calcula multiplicando los datos de las actividades (cantidad) por factores de emisión.

Con el objetivo de luchar contra el cambio climático, es fundamental conocer cuál es la huella de carbono de su empresa. 

¿Por qué calcular la huella de carbono?

  • Para cumplir con la legislación LCC y TE.
  • Por su compromiso empresarial.
  • Para ser un proveedor sostenible.

Calcular la huella de carbono ayuda a les empresas a conocer sus principales fuentes de emisión de gases efecto invernadero, además de cumplir con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCyTE)

Pida más información sobre la Huella de Carbono

En AEQ le ayudaremos a calcular su índice de huella de carbono, haremos las gestiones necesarias para registrar su huella de carbono en los registros oficiales del Estado y, además, le marcaremos unas pautas específicas para seguir reduciendo el impacto medioambiental de su empresa. De esta manera irá mejorando el índice de su huella de carbono con los correspondientes beneficios tanto para su empresa como para nuestro planeta.

Para reducir el impacto de su empresa en el medioambiente es fundamental conocer su índice de huella de carbono. Rellene el formulario y contactaremos con la mayor brevedad posible.

*Al utilizar este formulario de contacto asume haber leído y aceptado la política de privacidad de AEQ y permite a la empresa contactar con usted en respuesta a esta solicitud.

¡INFORMACIÓN
IMPORTANTE!

La Ley de Cambio Climático obliga a las empresas a calcular su huella de carbono

¿Quiere saber si su empresa cumple con la ley LCC y TE? En AEQ le ayudaremos a calcular su índice de huella de carbono, haremos las gestiones necesarias para registrar su huella de carbono en los registros oficiales del Estado.