post-thumb

Automoción IATF 16949 y gestión de calidad

, by

Las normas sectoriales marcan la diferencia en cuanto a competitividad en el mercado. En la automoción, la IATF 16949 es una normativa que atiende a la necesidad de cumplir con los estándares que exige el propio sector, así como a los requisitos específicos que una empresa de este ámbito debe implantar.

Sistema de gestión de la calidad en el sector de la automoción, norma ISO 9001

Todas las actividades, dentro de cualquier sector, tienen normas de referencia a las que atenerse para cumplir con lo que el mercado exige. La IATF 16949 está basada en la ISO 9001 de gestión de calidad. Como empresa podemos implementar un sistema de gestión de la calidad para así diferenciarnos de nuestra competencia y atender a los requisitos de nuestros clientes.

¿Qué organizaciones pueden aplicar la normativa?

La normativa sectorial es aplicable a todo tipo de organizaciones certificadas en el ámbito automovilístico. En ella se incluyen aquellas dedicadas a la fabricación de sus componentes, al igual que a sus asociaciones comerciales. La IATF 16949 está diseñada para aportar una mejora de la calidad en todos los productos automovilísticos a nivel internacional.

Ventajas de contar con la certificación IATF 16949

Cuando una empresa implementa la certificación internacional IATF 16949 incrementa la confianza que depositan en ella tanto los clientes como los socios, ya que desde ese momento se establecen dentro de la organización normas y reglamentos mundialmente reconocidos. Al mismo tiempo, se evitan las certificaciones múltiples.

Además de la imagen de marca, otro de sus efectos beneficiosos es que la calidad del proceso y del propio producto se optimizan. Ambos factores generan que se incremente el potencial de la empresa en el mercado internacional. El desempeño y la competitividad se podrán documentar de forma veraz y la organización notará una considerable reducción de costos gracias a dicha mejora del rendimiento, lo que supone un mayor número de recursos para destinar a otras tareas que a su vez mejorarán la calidad.

¿Cómo es el proceso de certificación de la consultora?

Mediante una preauditoría se lleva a cabo una óptima preparación para la auditoría de certificación que se realiza posteriormente. A continuación, en la auditoría de certificación se evalúa, a través de la aplicación práctica, el grado de preparación en etapas diferenciadas para implementar el sistema de gestión de la calidad.

Una vez concluida la auditoría, se emite el certificado y se realiza un seguimiento anual. La organización obtendrá un completo compromiso de calidad con una mayor rentabilidad y será más eficiente en todos sus procesos y competitiva. De un lado, el cliente se encontrará más satisfecho y de otro, la empresa podrá proveer productos o servicios de mayor calidad que cumplan con las normativas externas e internas.

En conclusión, la IATF 16949 constituye un sistema de gestión de calidad en el sector de la automoción y conlleva la mejora continua en todas sus fases de producción. Su implementación comienza desde el propio diseño del producto o la prevención de errores, pasa por la reducción de desechos y marca la diferencia hasta los procesos finales. ¡Consulta nuestros servicios e implanta la normativa de la mano de profesionales!

post-thumb

Las normas sectoriales y su importancia para las empresas

, by

En la actualidad, los distintos ámbitos empresariales están cada vez más especializados; una realidad que da como resultado la creación de diversas normas sectoriales. Estas atienden, a su vez, a los sistemas de gestión generales, como resultado de la creciente necesidad de atender a los requerimientos de cada sector empresarial y a la exigencia del mercado en el que se desenvuelven.

Sistemas de gestión para implementar normas sectoriales

Toda actividad empresarial está sometida a una normativa de referencia, que debe ser implantada, preferiblemente, con el asesoramiento de expertos consultores ISO. Las razones son varias y van más allá de lo legal, como puede ocurrir si se pretende marcar una diferencia competitiva o atender a las exigencias reales de los clientes. A continuación se repasan algunos ejemplos de normativas destacadas.

Automoción IATF16949

La normativa sectorial de automoción IATF16949 se basa en el estándar ISO 9001 pero también se pueden integrar con los sistemas de gestión 45001 así como 14001. Se aplica implementando un sistema de gestión de calidad, que permita a la empresa mejorar en todas las fases del producto con el que trabaja y de un modo constante en cada una de ellas. Por tanto, esta norma debe estar presente en todo momento, desde que se diseña el mencionado producto, hasta su producción. Esto ayudará a prevenir errores y a reducir los desechos.

I+D+I UNE EN ISO 166002

La I+D+I UNE EN ISO 166002 es otra de las normas sectoriales más relevantes. Está orientada a crear herramientas de planificación empresarial en todo lo relacionado con las actividades de I+D+I. Por tanto, además de promover la innovación y el desarrollo tecnológico en cualquier sector, fomenta la creatividad empresarial. Esta norma marca una diferencia competitiva en el mercado desde el punto de vista del avance tecnológico, y, además, crea un gran valor añadido en el producto final que se verá reflejado en los resultados.

Alimentación UNE EN ISO 22000

El sector de la alimentación siempre ha tenido un peso muy relevante en la economía, en la medida en la que incide directamente sobre la salud pública y comunitaria. Así se pone de manifiesto en la UNE EN ISO 22000, una norma sectorial que implanta un sistema de gestión basado en la inocuidad y, por supuesto, en la seguridad alimentaria. Dicho sistema determina cuáles son los requisitos necesarios para aplicar una mejora continua a la calidad de los alimentos, y lo aplica a toda la empresa: desde la cadena alimentaria a los procesos de producción, pasando incluso por los proveedores o los servicios que directamente se ofrecen.

La consultoría ISO, una apuesta muy recomendable

Los consultores ISO ayudan a las empresas a implantar todo tipo de normativas, independientemente de cuál sea su ámbito de trabajo o el ámbito al que dicha organización se dedique. El papel de una consultoría ISO es implementar sistemas de gestión de calidad, que logren que una entidad se desenvuelva de un modo más competitivo y con una mayor eficacia.

Como resultado, la empresa obtendrá un incremento en sus resultados finales, así como en la satisfacción de sus clientes. ¿No es de lo más interesante? ¡Rellenando nuestro formulario de contacto será posible recibir mucha más información sobre normas sectoriales y su aplicación!